Un estudio revela que las mascotas ayudan a reducir el estrés derivado de la pandemia