La telepsiquiatría es igual de eficiente y satisfactoria que las consultas cara a cara