La participación de la familia puede conducir a mejores resultados del paciente en el tratamiento de la psicosis