La pandemia registró un aumento del 75% en atención psiquiátrica a sanitarios