La pandemia dispara la ansiedad, la depresión y las ideas suicidas en niños