La pandemia causó depresión y ansiedad a 129 millones de personas en todo el mundo