La estimulación multisensorial permite reducir fármacos para la demencia