La complejidad del tratamiento de los trastornos afectivos en la tercera edad