Investigan la relación entre las bacterias intestinales y la salud mental