Investigadores estudiarán cómo preservar el bienestar emocional de los adolescentes para prevenir los trastornos mentales