Identifican cuatro genes que aumentan el riesgo de suicidio