Hemos de luchar contra el estigma que existe en la enfermedad mental