El uso de las redes sociales está relacionado con el deterioro de la salud mental