El ejercicio físico que aumenta la capacidad aeróbica mejora la salud del cerebro