El deterioro cognitivo varía significativamente entre las personas con psicosis recién diagnosticada, según un estudio