El Congreso Nacional de Psiquiatría se abre al público y muestra la cara creativa de la enfermedad mental