El 30% de los jóvenes ha tenido, o cree tener, un problema de salud mental