Dos de cada diez niños, en riesgo de sufrir problemas neurológicos