Cuatro de cada diez españoles han tenido problemas de salud mental desde el inicio de la pandemia