Casi un 10% de las estancias hospitalarias ya son por enfermedades mentales