Casi el 90% de la atención a pacientes con trastornos mentales la realizan familiares