Una terapia actúa sobre el hipotálamo para controlar la ingesta de calorías