Se crea el primer banco neuronal español para estudiar enfermedades mentales