Más del 20% de la población de Canarias sufre algún tipo de trastorno mental