La Comunidad de Madrid logra su mayor tasa de inserción laboral de personas con trastornos mentales