El desconocimiento y el silencio, principales enemigos del estigma de las patologías mentales