Una evaluación combinada podría detectar principios de esquizofrenia