Un fármaco para la ansiedad podría ser útil para combatir algunos síntomas de los brotes psicóticos