UdL e IRBLleida descubren una clave para entender el autismo y la esquizofrenia