Tratamiento de la esquizofrenia: farmacológico y psicológico