Shakespeare, como medio para curar las enfermedades mentales en Brasil