Relacionan la exposición a la polución en la infancia y la esquizofrenia