Los smartphones pueden ayudar a detectar los episodios psicóticos en pacientes con esquizofrenia