Los genes del paciente influyen en el éxito o fracaso de la medicación en el tratamiento de la esquizofrenia y el trastorno bipolar