Los diferentes tipos de esquizofrenia modifican el cerebro de los pacientes