Los científicos investigan la asociación entre los omega-3 y los síntomas de la psicosis en la edad adulta temprana