La retina indica la gravedad de la esquizofrenia, descubren los científicos