La esquizofrenia comienza a desarrollarse en el útero materno