Identifican la zona del cerebro responsable de que pacientes con esquizofrenia tengan alucinaciones auditivas