Fumar podría aumentar el riesgo de desarrollar esquizofrenia