Estudian si una bacteria presente en gatos puede provocar esquizofrenia