Encuentran vínculos entre las células inmunes y las enfermedades psiquiátricas