El tratamiento inicial en la esquizofrenia es crucial para la integración social del paciente