El escritor Enrique González rechaza la connotación negativa de la esquizofrenia