El 70% de las personas con esquizofrenia tiene un buen pronóstico