Diseñan una fórmular para predecir mejor el riesgo de sufrir psicosis