Analizando el habla se podrá identificar las personas con riesgo de psicosis