Existe relación entre la tos ferina en niños y la epilepsia