En el 20% de los pacientes con crisis incontroladas de epilepsia hay errores de diagnóstico