El Hospital Clínic y Hospital del Mar de Barcelona y La Fe de Valencia, referentes en epilepsia